Historia de los Collares

Los collares siempre han sido una parte importante de la joyería durante el paso del tiempo en todas las civilizaciones. El perído donde se cree que se dio el nacimiento a esta tan importante pieza está calculad alrededor de la edad de piedra, es decir cerca de 40 000 años de antigüedad. En esos entonces la gente solía decorar los collares con moluscos.
Más tarde los collares hechos de piedras, huesos, conchas marinas y dientes de animales se hicieron muy populares.
Pero los mayores logros se obtuvieron luego del descubrimiento del oro, plata y una variedad de metales con los que se comenzaron a fabricar collares llamativos tanto para mujeres como para hombres.
Tipos de Collares:

Modelos usando collares

Collar tipo Babero:  Un collar de este tipo se hace de varios tipos de perlas escalonadas.

Gargantilla:  35 centímetros (14 pulgadas) a 43 centímetros(17 pulgadas) de largo que se sientan en la parte alta del cuello.

Collar para Ópera:   Un collar para ópera rondea los 75cm(30pulgadas) a 90cm(35 púlgadas)

Collar de Princesa:    Alrededor de 40cm(18 pulgadas) a 50cm(20 pulgadas) de largo. Se suele usar en la parte de la gargantilla y sobre todo durante sesiones matinales.

Sautoir o Collar de Cuerda:   Este tipo de collares es un poco más largo en longitud de lo que vendría a ser el collar de ópera

Collar Uniforme:   Un collar de perlas uniforme consiste en que todas las joyas posean un tamaño igual, aunque normalmente siempre hay una diferencia ligera hacia los extremos, pero parecen estar en una proporción muy buena.

Dientes de Tiburón:    Un collar de dientes de Tiburón es un collar con un diente de tiburón adjunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *