Los problemas de la compraventa de segunda mano en Internet

No sé cuál ha sido vuestra experiencia en Wallapop, la mía ciertamente no la mejor. He comprando varias cosas de segunda mano, como una olla programable (que me ha salido bastante bien, la verdad), móviles, etc.

En general, el problema de la segunda mano en Internet se puede desglosar de la siguiente manera.

Artículos con mucho volumen de ventas

Yo diría que lo que más se vende por Internet son fundamentalmente artículos de electrónica, donde el mercado está lleno de gente que tiene una idea del valor de sus productos totalmente desconectada de la realidad. Este es especialmente el caso de los teléfonos móviles y los ordenadores, donde puedes encontrar muchos artículos con mucho uso un 10% por debajo de su valor de adquisición nuevos, en el año en el que se compraron.

Todos sabemos que los móviles y los portátiles se deterioran con mucha rapidez (le pasa menos a los equipos de sobremesa) con lo cual, sintiéndolo mucho, mínimo es necesario un descuento del 40% sobre su valor de compra.

También hay mucha gente que se dedica a vender ropa de segunda mano en estos sitios. El mercado de ropa es normalmente más razonable, aunque también tiene mucha gente que se le va un poco la pinza. Pero bueno, en general es material que es fácil de reparar, y no se deteriora tanto (salvo que sea ropa barata).

En esta categoría sucede en muchísima menor frecuencia con otros artículos como pueden ser bicicletas, artículos de deporte, etc. En el caso de las bicicletas por ejemplo, salvo que vayas a por aquellas que siendo nuevas ya están en la gama más baja, en general los precios de reventa son bastante razonables, podrías esperar que el dueño anterior hiciese un buen mantenimiento.

Donde ya sí es la selva total son en el tema de vehículos de segunda mano. Ahí hay que tener muchísimo cuidado porque hay mucho “listo”. Mi recomendación es informarse mucho mucho antes de comprar. Hay un youtuber que se llama Vicesat que tiene un vídeo con muy buenas recomendaciones.

Articulos con menor volumen de ventas

Existen otros artículos con un volumen menor, digamos, “más de nicho” que no suelen sufrir estos problemas. Imaginemos, por ejemplo, un micrófono o una cámara réflex. Por lo general estos artículos se venden con expectativas más razonables sobre su precio y su grado de deterioro.

Además, típicamente, en estos artículos de nicho muy probablemente vayas ya con algo de conocimiento y te cueste poco detectar los fraudes. Hay muy poca gente que se dedique a diseñar teléfonos móviles, no digamos ya fabricarlos (en España probablemente nadie), aunque no sería tan raro encontrar tiendas de reparación donde te puedan asesorar, o incluso puede que ya los tengan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *