Mascarillas caseras para pelo, cuerpo y cara

Buenos días chicas!

Ya estamos llegando al final de la semana, y esta vez vamos a hablar de mascarillas caseras, esos remedios de la abuela que nos sacan de más de un apuro. Y como no quiero sólo centrarme en una zona, pues eso ya le he hecho anteriormente, voy generalizar en pelo, cuerpo y cara, enseñándoos una de cada. Las que os voy a contar son herencia familiar, mi madre y mi tía han sido las principales maestras en el mundo de los “mejunjes”, aquí van mis mascarillas caseras para pelo, cuerpo y cara:

Pelo

Esta mezcla aportará principalmente brillo y suavidad, y es bueno hacerlo una vez cada 15 días.

En un bol, mezclamos media cerveza sin alcohol con 2 huevos y un chorrito de aceite de oliva y otro chorrito de vinagre. Lo mezclamos todo, ya aviso que no va a oler bien, y nos lo aplicamos en el pelo antes de lavarlo. Dejamos reposar una media hora, cubriéndonos el pelo con film transparente o una toalla, para oler menos, no sentir frío, y que el calor ayude a que haga efecto. Luego lavaremos el pelo como de costumbre, y mejor no aplicar ningún producto acondicionante.

La mezcla tan sólo vale para una vez, si sobra, la próxima vez calculad menos ingredientes. Importante que la cerveza sea sin alcohol.

Cuerpo

Yo tengo una lucha interna con la sequedad de mi piel. Creo que en la pubertad es donde peor tuve la piel en este aspecto, más bien, determinadas zonas de mi cuerpo presumían de una sequedad fuera de lo normal, sobre todo piernas y brazos. Mi madre y mi tía me enseñaron el truco del tomate, que también era bueno para el bronceado y para que durase más la depilación.

Consiste en partir un tomate a la mitad, ponerle aceite de oliva y untar las partes secas con el tomate como aplicador. El aceite de oliva se mezcla con el jugo del tomate y queda la piel muy suave. Luego seguiremos el masaje con las manos, para que penetre mejor. Lo mejor es aplicarlo un domingo de pijama, manta y peli, pues vestirse después no es tarea de buen gusto, por lo que ponerse encima el pijama es lo que pide esta mezcla.

Cara

Ya os he hablado antes de mi deshidratación, por lo que las mascarillas faciales también van en esa línea, en nutrir el rostro. En un mortero, hay que aplastar un plátano hasta conseguir una masa, y añadir un poquito de aceite de oliva. Esa mezcla, la aplicamos en el rostro unos 15 o 20 minutos, y voilá! Si queréis darle un punto añadido al mismo tiempo que nutrís, añadid algo en grano, como azúcar, sal, café, … Dando un suave masaje conseguiréis también exfoliar.

Todos estos remedios naturales los he probado y me han ido bien, por eso aquí os los recomiendo, pero quiero que seáis conscientes de que no son como los productos con químicos que consiguen otro tipo de resultados, quizá más completos. Entraríamos aquí en un debate eterno!

¡Y esto es todo amigas! ¡Próximamente, más y mejor!

¿Habéis probado alguno? ¿Cuáles son vuestros remedios herencia?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *