Caída del cabello

Empezamos la semana hablando de algo que a tantas nos preocupa, y más con el cambio de estación, y eso es la caída del pelo. Todas en algún momento lo sufrimos, y solemos reaccionar poniéndonos en lo peor, cuando, en la mayoría de los casos, es algo necesario y que se da de forma natural. Antes de alarmarnos, debemos tener claro que cada día nos caen alrededor de 100 pelos. Nos caen al peinarnos, al dormir, al ducharnos, al caminar… No escogen cuando ni donde, simplemente van cayendo a lo largo del día. En el momento en el que vemos que esa cantidad puede estar siendo superior, es el momento de alarmarnos y de buscar una solución, pero no por nuestra mano, si no consultando a un especialista. 

¿Cuáles pueden ser las causas de la caída del pelo?

El estrés es una de las grandes causas, y se llega a notar como el cabello cae a manojos o grandes mechones. No tiene por qué ser instantáneo, puede darse hasta meses después del momento o etapa estresante. Pero, afortunadamente, se recupera, simplemente hay que solucionar esa situación a través de otros mecanismos. En este caso, los champús, acondicionadores y mascarillas específicos para la caída apenas surten efecto.

Ante dietas o bajadas de peso muy drásticas también hay riesgo de caída del cabello. Ante esto, es muy importante que la dieta sea llevada por un especialista y hacerse controles periódicos para comprobar que no hay ausencia de ninguna proteína. Recordad que las dietas milagrosas no existen, que la clave está en ejercicio y comer saludable; intentar hacer dietas imposibles puede pasarnos factura, y esta puede ser una de las consecuencias.

Seborrea. Personas con un pelo con exceso de grasa, y no por no lavarlo, si no porque cada persona tiene un tipo de pelo diferente. A menudo creemos que este tipo de cabello no necesita un cuidado especial, y nada más lejos de la realidad, puede producir caída del cabello. El exceso de sebo puede no dejar pasar los nutrientes a la raíz del cabello, y este morir y caer. Para esto, el cabello necesita cuidados específicos para la seborrea, que la raíz quede completamente limpia.

Cambios hormonales, como los que se pueden dar durante el parto o la pubertad, y deberemos seguir las indicaciones de nuestro médico al respecto.

Otras causas también pueden ser la anemia, enfermedades tiroideas o alopecia areata.

Lo que tenemos que tener claro es que nuestro pelo va a estar como nosotras estemos por dentro. Hay champús específicos que sí pueden ser un buen complemento, pero sin duda nuestra alimentación va a ser clave.

Que alimentos o complementos son nuestros amigos?

 

Ácido fólico, presente en las verduras de hoja verde, como las espinacas y las acelgas.

Biotina, en alimentos como huevos (cocinados) o hígado, además de estar presente en la levadura de cerveza.

Hierro y cinc, que lo encontramos en carnes, pescados y huevos. Un truco muy interesante, es beber un vaso de zumo de naranja natural antes de las comidas, pues ayuda a absorber mejor todo el hierro de lo que consumamos.

 

Sin nada más, lo principal es que nunca perdamos la calma, consultemos con un dermatólogo o dermatóloga, o mismo el médico de cabecera, pues sabrá qué indicarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *