Trucos de belleza

Cuántas veces nos habremos preguntado cómo hace Manolita para que las pestañas le queden así, o qué hace Jimena para que su piel se vea tan bien? En la mayoría de los casos, y si le preguntamos a ellas, nos dirán que «Nada, si yo soy una dejada!». Y puede que sea verdad, la genética ocupa un buen lugar en esto de la belleza, pero siempre hay truquitos que hoy comentaremos, y seguro que mis compañeras, más adelante, también os cuentan más.

¿Te quedas?

#Consejo número 1: Mirada especial y pestañas voluminosas.

Muchas veces queremos resaltar la mirada sin apenas utilizar maquillaje. Para eso, nada mejor que maquillar la línea de agua superior. Puede que dé grima al principio, pero todo es habituarse. Yo, que soy un poco cen

utria, cojo las pestañas y me aguanto el párpado mientras maquillo la línea de agua. Cambia muchísimo la mirada. Luego con un bastoncillo retiramos lo que pueda quedar en la línea inferior, y listo! Esto también provocará el efecto óptico de unas pestañas más voluminosas.

Otra opción es dar un toque de luz en la línea inferior, desde la mitad del ojo hacia dentro. Si queremos que sea natural, lo podemos hacer con una sombra beige mate, y difuminando muy bien.

 

#Consejo número 2: piel de porcelana

Por todas es conocida la regla de que menos es más, y eso vale para todo! Para la piel de porcelana lo mismo. Usaremos la cantidad de base justa, y eso es, como mucho, dos guisantitos. Si vemos que eso no nos llega, o nos la estamos aplicando mal, y está quedando en otro lado que no es nuestra piel, o es que nos estamos echando de más. Si dejamos exceso de maquillaje, acabarán saliendo brillos (muchas veces sin tenerlos) y dará una sensación recargada. Lo mejor aplicar poquita base, y por último, dos pinceladas con algún tipo de polvo traslúcido, según el gusto. Dos pinceladas son más que suficientes.

 

#Consejo número 3: labios voluminosos

Para eso vamos a seguir dándole uso a los puntos de luz. Con una sombra beige, vainilla, blanco roto, …. mate o nacarada, aplicamos un punto de luz en el corazón del labio superior, difuminándolo muy bien con nuestra piel, como si estuviésemos perfilando y difuminando el corazón de nuestros labios. Si lo creemos necesario, porque nuestro labio inferior también es muy fino, haremos lo mismo con el resto de labio, como si lo perfilásemos. Es muy importante que la sombra no tenga shimmer, pues a la luz quedará muy artificial.

 

#Consejo número 4: arreglar maquillaje estropeado.

A veces nos maquillamos, vamos a aplicar la máscara de pestañas, y por manazas acabamos pintándonos hasta la raya del pelo. Cuando pase así lo mejor es no tocar y dejar que se seque. En cuando esté seco, con un bastoncillo retiramos el manchurrón, que se quedará fácilmente pegado. Rara vez habrá que retocar algo, pero de así ser, será simplemente añadir, pues no habrá mancha emborronada.

 

#Consejo número 5: Dientes más blancos

Cogemos sombra blanca, un pincel de punta plana y vamos pintando uno a uno…. Que no, que es broma! Lo mejor aquí es huir de colores que hagan ver que no son tan blancos, por lo que escapamos de los rosas, y apostamos por los marrones o tonos con base azulada.

 

Sin nada más, hasta aquí hemos llegado! Disfrutad del finde, y espero que lo pongáis en práctica! 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *